Una de las muchas cosas en las que trabajamos en MAA es el poder de sugerir sin mostrar, el poder de lo invisible. ¿Cómo puedo crear la impresión de algo con la menor información posible? No solo se trata de ser más eficiente ahorrando información y tiempo innecesarios, quizás y más importante aún, es el hecho de que «lo inacabado» permite al observador participar activamente, es decir, cada observador participa en la creación del trabajo. imaginando posibilidades e historias, historias que cada uno personaliza a su gusto.

La obra deja de ser un producto terminado del artista para convertirse en un trabajo colaborativo y co-creativo donde el artista y el observador trabajan juntos. Creo que es un concepto maravilloso.