Espalda del Belvedere

POR CARMEN BASÉS

Carboncillo sobre papel

Espalda del Belvedere